¿Qué es la despersonalización? Causas y tratamiento indicado

Como ya hemos visto en anteriores artículos del blog, la ansiedad es una respuesta del organismo frente a lo que reconoce como una amenaza. Y en este sentido, para defenderse, el cuerpo pone a disposición del individuo todas las estrategias de las que dispone. Una de las que más preocupa y más llama la atención a quién la padece es lo que conocemos como despersonalización.

En este artículo veremos en qué consiste la este fenómeno, cuándo ocurre y cuáles son las causas que lo provocan. Además, señalaremos aquellos casos en los que debemos acudir a un profesional ante episodios de despersonalización y que tratamientos están indicados para su abordaje terapéutico.

¿Qué es la despersonalización?

La despersonalización consiste en la experiencia de carácter subjetivo caracterizada por la alteración temporal en la forma habitual que la persona tiene de percibirse a sí misma y a su propio cuerpo. Es decir, es como si de repente esa persona se sintiera diferente, extraño o como si estuviera en un sueño.

En dicho estado, la persona se percibe como desconectada de sus propias emociones y sensaciones físicas, llegando incluso a “ver desde fuera” lo que está pasando por su mente y en su cuerpo, algo similar a lo que experimentamos mientras estamos soñando.

¿Cuándo y por qué ocurre la despersonalización?

Actualmente se desconocen las causas exactas que están detrás de los episodios de despersonalización. No obstante, se tiene la creencia de que puedan estar implicados tanto aspectos biológicos, como psicológicos y contextuales.

Aún así, cabe destacar una serie de situaciones en las que este fenómeno tiene una mayor probabilidad de ocurrencia:

  • Como consecuencia de una privación de sueño importante.
  • Como consecuencia del consumo de sustancias estupefacientes,
  • Unida a un trastorno de estrés postraumático: En este caso, muchas personas pueden sentir dicha despersonalización junto a los flashbacks que padecen las personas que han presenciado acontecimientos de violencia extrema, abuso sexual, episodios bélicos, desastres naturales…
  • Existe la constancia de que algunas personas experimentan la despersonalización como consecuencia de los episodios de ansiedad.

¿Cuándo debemos acudir a un profesional ante los episodios de despersonalización?

En general, los episodios de despersonalización son bastante comunes a lo largo de la vida de las personas. Por ejemplo, cuando sentimos un cansancio extremo, puede que síntamos a su vez que hacemos las cosas casi de manera robótica. También es bastante común durante los sueños.

despersonalizacion

Sin embargo, cuando una persona padece episodios de despersonalización de manera recurrente y asociada a algunos de los supuestos que mencionábamos en el apartado anterior, quizás sea recomendable acudir a un profesional de la salud para que realice una valoración individualizada. Por otro lado, si dichos episodios son muy recurrentes, generan malestar psicológico e interfiere en la vida de la persona que los padece, entonces es importante pedir ayuda.

Tratamiento indicado para la despersonalización

En el caso de que la persona se encuentre en la situación descrita anteriormente, sería necesario implementar una intervención cognitivo-conductual. Esta tiene como objetivo principal la reducción de la angustia asociada a los episodios de despersonalización. Para ello, es fundamental brindar al paciente de una psicoeducación adecuada y la realización de una análisis de conducta profundo, en el que el paciente conozca como se comporta, como siente y cuáles son los pensamientos o las interpretaciones que hace acerca de las diferentes situaciones ansiógenas.

Por otro lado, aprender a desviar el foco atencional que se produce en los trastornos de ansiedad hacia los propios síntomas y aprender a cuidar el diálogo interno también es fundamental.

Una vez el paciente alcanza estos objetivos, es momento de diseñar un protocolo por el que se irá aproximando, paulatinamente, a todas aquellas situaciones que, previamente, evitaba, con la ayuda de las estrategias de afrontamiento que sean necesarias.

En algunos casos también puede ser recomendable el uso de medicamentos como los antidepresivos o los ansiolíticos.

Bibliografía

E.C.M. Hunter, M.L. Phillips, T. Chalder, M. Sierra, A.S. David, Depersonalisation disorder: a cognitive–behavioural conceptualisation, Behaviour Research and Therapy, Volume 41, Issue 12, 2003, Pages 1451-1467, ISSN 0005-7967,(https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0005796703000664)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *