Afrontar la ansiedad en tiempos de pandemia: Estrategias

La ansiedad es un trastorno mental que cada vez afecta a un mayor número de personas. De hecho, según un estudio avalado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), nueve de cada diez personas en España han sentido estrés en el último año y cuatro de cada diez lo ha hecho de manera frecuente o continuada. Una situación ya de por sí preocupante a la que hay que sumar los efectos y cambios que la pandemia ha traído consigo.

El miedo al contagio (propio o de nuestros seres queridos), la sensación de soledad, el aislamiento, el aburrimiento o la inhibición de cualquier actividad social a laboral, puede suponer un agravante psicológico para todos. De tal modo que son muchos los expertos en este área los que han recomendado ampliamente la utilización de la orientación psicológica para combatir este tipo de situaciones y es que la aplicación de algunas técnicas o estrategias que nos enseñan a reducir la ansiedad pueden ayudarnos a tener una vida mucho más saludable.

Afrontar ansiedad

¿Qué factores o situaciones pueden ser desencadenantes de ansiedad?

Es muy importante que seamos capaces de identificar cuales son los factores reales que nos pueden conducir a este tipo de situaciones para poderlas afrontar con rapidez. Entre los factores más comunes podemos destacar:

  • La duración de la pandemia: Tener la sensación de que “esto no terminará nunca” puede ser un motivo de estrés para algunos.

  • Miedo a la infección: es algo que en mayor o menor medida podemos llegar a padecer todos pero, en especial, aquellas personas que, por los motivos que sean (nivel de exposición al virus, problemas de salud previos, etc), podría implicar un mayor riesgo para su salud o la de sus seres queridos.

  • La sensación de incontrolabilidad, el aburrimiento o el abandono de las rutinas cotidianas tanto a nivel personal como a nivel social pueden provocar frustración y ésta, a su vez, ansiedad.

  • El miedo a no estar preparados para lo que pueda pasar: conductas como el famoso acopio de papel higiénico son subproductos de este miedo.

  • Los mensajes contradictorios que escuchamos día a día e incluso la información falsa o los llamados bulos: no tener claras cuales son las medidas a tomar, la efectividad de las mismas, o si mañana nos las cambiarán por otras diametralmente opuestas generan desconcierto en la población y pueden terminar generando también un daño psicológico nada desdeñable en algunas personas.

  • Si además de todos lo mencionado, se da la circunstancia de padecer previamente un trastorno de ansiedad, es probable que se haga imprescindible un abordaje de la situación con ayuda profesional.

Estrategias para combatir y/o reducir la ansiedad

Según el grupo de población al que pertenezcas, las estrategias serán diferentes pero, en su mayoría, complementarias entre los diferentes grupos.

Población general

  • Mantén tu rutina diaria en la medida de lo posible.

  • Ten hábitos de vida saludables: Duerme bien (aquí un post de ayuda), aliméntate bien y trata de ejercitarte.

  • La situación por la que estamos pasando es realmente mala, así que es normal que no nos sintamos todo lo bien que desearíamos. Exprésate, cuéntaselo a tus familiares, amigos o a tu terapeuta personal si fuese el caso. Piensa que posiblemente ellos también estén atravesando por situaciones parecidas y que tu apoyo también puede ser fundamental para los demás.

  • El abuso de alcohol y/o otras sustancias no es buena idea: De hecho, pueden acrecentar los problemas y las sensaciones negativas de manera exponencial.

  • Nunca, bajo ningún concepto, te automediques.

  • En los tiempos que corren, es necesario que seamos muy selectivos y exigentes con la información que consumimos: Por desgracia, existen multitud de intereses que no siempre coinciden con el bienestar general y este tipo de situaciones son aprovechadas por algunos para desinformar, suscitar corrientes de pensamiento, etc.

    Si la información te sobrepasa o te estresa, quizás sea mejor leer un libro, escuchar música o realizar cualquier otra actividad que te relaje.

  • Se objetivo contigo mismo, con los demás y con la situación en sí misma. ¿Has pensado que quizás ésta sea la oportunidad que estabas esperando para iniciar una actividad, plantearte un proyecto nuevo o valorar lo que ya tenías?

Para Madres y Padres

  • Mantén la calma. Es una situación que afecta a todos los miembros de la familia.

  • Informa a tus hijos acerca de la situación de una manera clara y sencilla que ellos puedan comprender. Es bastante posible que te sorprendas de su capacidad y comprensión.

  • Apoya al resto de miembros de la familia para que expresen sus sentimientos.

  • Aprovecha para pasar tiempo con ellos de calidad: establecer rutinas de juego en familia puede ser de gran ayuda para todos y un desestresante generalizado.

  • Mantén, dentro de lo posible, los horarios habituales e incluye en ellos las actividades de ocio y juego.

Para las personas contagiadas

  • Sigue al pie de la letra el tratamiento que el personal médico sanitario te ha propuesto.

  • Apoyate en tus seres queridos: Expresa tus sentimientos.

  • Presta atención a tu cuerpo: Identifica los síntomas que padeces para poder informar de manera correcta al personal de salud y así poderlos combatir de un modo más certero.

Para el Personal Sanitario

  • Diferencia claramente tu vida laboral de tu vida personal: Desconecta, ten momentos de ocio, exprésate con los tuyos.

  • Tu salud también es importante: Duerme bien, aliméntate saludablemente y haz ejercicio con regularidad.

  • Si algo positivo vamos a sacar de todo esto, es que trabajando en equipo todo es posible: Compartir sentimientos, apoyarse en ellos y ser apoyo para los demás es fundamental para afrontar este tipo de situaciones.

En nuestra sociedad actual todavía hay personas que consideran ir al psicólogo como algo peyorativo o avergonzante. Sin embargo, la situación sobrevenida provocada por el virus COVID-19 ha dejado de manifiesto la necesidad y la importancia que tiene la orientación y el tratamiento psicológico y es por eso, que desde Álvarez Psicólogos, recomendamos a todas las personas que crean necesitar este tipo de ayuda, se animen e inicien contacto con el/la profesional que consideren oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *