La ansiedad en época de exámenes

Existen estudios que avalan que entre el 15 y el 25 % de los estudiantes sufren ansiedad ante los exámenes. Otros llegan a apuntar que ese porcentaje llega incluso al 35%. Independientemente de los porcentajes, lo que parece claro es que, durante las épocas de exámenes, la ansiedad se dispara entre quienes se tienen que enfrentar a ellos.

reducir ansiedad examenes

¿Cómo se manifiesta la ansiedad ante los exámenes?

El término ansiedad hace referencia a un estado en el que aparecen sentimientos de aprensión, incertidumbre y tensión para anticipar una amenaza real o imaginaria. Es decir, nuestro cuerpo se pone en alerta y activa todos los recursos de los que dispone para hacer frente a una situación. Esta es una respuesta normal del organismo, sin embargo, entraña algunos problemas cuando esa activación se prolonga durante demasiado tiempo, agotándonos tanto física, como intelectualmente.

Algunos de sus síntomas son:

  • Dolor de cabeza.

  • Malestar estomacal.

  • Sudoración.

  • Hiperventilación.

  • Aumento de la tasa cardiaca y la presión arterial.

  • Tensión muscular.

  • Irritabilidad.

  • Enfados.

  • Insomnio y otros problemas relacionados con el sueño como las pesadillas.

  • Bloqueo mental: que en algunos casos incluso puede llevar a la persona que lo sufre a no presentarse a la prueba. Esto supone una actitud de huida que puede fomentar otros problemas de ansiedad en el futuro.
  • Rendimiento general bajo.

Cómo prevenir la ansiedad ante los exámenes

Está suficientemente documentado el hecho de que la ansiedad interfiere en los procesos de aprendizaje ya que dificulta el almacenamiento, la organización y la recuperación de la información.

Para tratar de prevenir esto, existen una serie de técnicas que nos pueden ayudar a controlar esta situación. Sin embargo, para otras personas lo ideal sería contactar con algún profesional con el que puedan establecer un plan más específico si sus síntomas no remiten.

  • Descansar es fundamental: Dormir un número apropiado de horas no sólo ayuda a reducir la cantidad de ansiedad que tengamos, si no que ayudará también afrontar el esfuerzo que supone para nuestro cuerpo el examen en sí mismo. (Para ver como tener un sueño más reparador pincha aquí)
  • La Planificación: Es necesario tener un plan y llevarlo a cabo. Esto comprende desde la planificación del material a estudiar y la planificación de qué cosas debo llevar al examen (bolígrafos, DNI, ropa cómoda…), hasta la planificación del ocio pre y post época de exámenes.
  • Controla tus pensamientos: Tener un diálogo interno negativo no vale para nada. Es necesario aparcar ese tipo de ideas (o más bien desterrarlas para siempre). Sin embargo, tener palabras de ánimo hacia uno mismo (siempre con objetividad), puede resultar de gran ayuda.
  • Practica ejercicios de relajación: Técnicas como la relajación progresiva de Jacobson o concentrarse en tener una respiración cada vez más profunda y lenta, facilitan un estado de calma para el organismo que favorecen tanto el estudio como la realización de la prueba.

Para finalizar, puedes visitar otro post de nuestro blog en el que se dan algunos consejos básicos para estudiar eficazmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.